Integrar un nuevo perro a tu manada
Mi mejor amigo, Tu perro

Integrar un perro nuevo en tu hogar

Integrar un perro nuevo en tu hogar es muy importante, sobretodo a la hora de que tu perro de siempre, el que vive contigo, lo acepte y no rechace y ataque al nuevo miembro de la manada.

Para poder integrar un perro nuevo en tu hogar y que el perro de toda la vida no se sienta desplazado o que han invadido su espacio es necesario saber que es lo que se hace y lo que nunca se debe de hacer.  Nuestro perro de siempre tiene conoce su espacio, su casa (que es tu casa) y a los que hay dentro. Tanto si hemos desarrollado la educación de nuestro perro y sabe cuál es su sitio, como si no lo hemos hecho y se cree el dueño de toda la casa y el líder de la misma, a la hora de traer un nuevo perro al hogar, tenemos que tener un par de ideas claras.

Lo primero que hay que hacer es presentarlos en movimiento, es decir caminando. Lo ideal es que tú vayas con tu mascota de siempre y un amigo o familiar con el perro nuevo. Lo encontrarás en la calle y empezarás a andar todos juntos. Si tienes la posibilidad de que haya mas parejas hombre-perro en el paseo pues mejor todavía. Al principio tu caminarás delante con tu perro de siempre y tu compañero irá con el perro nuevo a unos 50 metros. Progresivamente se acercarán, hasta que estén caminando cerca, al lado. Tienen que caminar unas 2 o 3 horas. Andar une a los perros, ya que ellos son animales gregarios que están siempre en movimiento y siempre andan con su manada. Es así de simple y de practico.

Luego del paseo, ve a un lugar tranquilo para poder hacer la segunda dinámica.

Para realizarla lo ideal, sería un terreno con césped donde podamos soltar a los dos perros. Una vez en el césped, pondremos muchas golosinas y las esparciremos y se las esconderemos por todo el lugar con objetivo de que ellos las busquen. Cuando el perro entra en modo búsqueda, sobretodo después de una larga caminata, pone toda su energía en la búsqueda, teniendo su atención total en ello. Cuando los dos estén buscando juntos, se encontraran y respetaran normalmente, ya que en modo búsqueda no hay agresividad ni tensión. Perros que buscan comida juntos, se convierten en manada. Es cuestión de tiempo.

La primera dinámica basta con hacérsela una vez a modo de presentación, sin embargo la segunda es buena hacérsela durante los primeros 21 días de convivencia, para crear unos lazos fuertes entre los dos animales.

 

Cortesía: Mundo Perros